martes, 6 de enero de 2009

La oreja de Van Gogh (y yo) en Valparaíso, Chile

Siempre me ha gustado la música de La oreja de Van Gogh, pero la verdad es que no me consideraba fan hasta que escuché su disco Guapa. Manhattan y Cuantos cuentos cuento me llegaron. Y ahora no puedo dejar de escuchar su nuevo disco, A las cinco en el Astoria, y el primero de esta su nueva etapa. Me encantan sus melodías, sus letras y su actitud. Canciones de amor, amistad, historias importantes (por grandes o por pequeñas) y compromiso con la sociedad.
Además, hoy he descubierto que el vídeo de mi canción favorita, Inmortal, lo grabaron en Valparaíso, Chile. Valpo fue la segunda ciudad que visitamos en nuestro viaje por Sudamérica el año pasado y tiene un lugar muy especial en nuestro corazón.
Aquí está Leire:


Y aquí estoy yo:

Valparaíso tiene un encanto muy especial... y un lado oscuro. Aquí nos robaron la cámara (no fuimos los únicos, prácticamente al 90% de la gente que conocimos allí le habían robado algo, éramos todos ¨gringos¨, claro), pero también encontramos los primeros amigos que haríamos en nuestro viaje. Aquí, además, empezamos a ser conscientes de la libertad que te proporciona viajar por un tiempo largo y a tu aire. Habíamos planeado quedarnos dos días y nos quedamos más de una semana en esta ciudad de colores, en la que parece que puedes tocar el cielo desde uno de sus cerros.

PS. De Jueves hablaré otro día, que hoy no quiero ponerme triste...

5 comentarios:

Ana dijo...

Qué casualidad! Leire y tú en el mismo lugar.
Feliz 2009 guapa!

B dijo...

Si, me encanta!!! Estas cosas es que a mi me hacen ilu!

Susana dijo...

jejej casualidades raras de la vida, no?

Anónimo dijo...

Siendo madrileña y con un padre inglés, puede decirse que soy BASTANTE gringa, sin embargo, como fotógrafa que ha vivido DIEZ años en Valparaíso (aunque ya estoy de vuelta en Madrid), no lo debo haber sido bastante, ya que nunca me robaron una cámara, un fotómetro, trípode... Basta ya de historias de robos y de generalizar. Me han robado la cámara en La Latina y en el Barrio Gótico de Barcelona pero nunca en Chile, menos en Valpo, donde la llevaba todo el día colgando, así que lo del 90% ya será menos, gringuita!

B dijo...

Me parece muy bien Anónimo (qué pena que te escondas en el anonimato para dar tu opinión). Yo hablo de MI experiencia, y de lo que yo viví, y tú cuentas la tuya. En el hostal en el que nos alójabamos, la mayoría teníamos una historia de robos. En ningún otro sitio de Sudamérica, me paró la gente para advertirme de que tuviera cuidado porque llevaba la mochila a la espalda y no al frente. ¿Casualidad? Puede ser, pero es lo que viví, conocí y lo que he contado. No he intentado generalizar en cualquier momento. Y también se te ha escapado que, a pesar de ello, me encantó la ciudad y nos quedamos allí más tiempo del que teníamos pensado, así que en ningún momento he querido hablar mal de Valparíso ni de Chile, simplemente, he contado mi experiencia.