martes, 28 de abril de 2009

Cuando solo algo absurdo basta


Cansada, desbordada, falta de inspiración… así me encuentro en este martes que para mi es lunes. He pasado un fin de semana de cuatro días en España, de visita de Oxford: cenas a medianoche con amigos, comidas variadas con la familia, planes varios urdidos frente a una taza de café (algunos más locos que otros). Buenos momentos pero mucha prisa, mucho viaje, mucho estrés. Estos cuatro días que me han dejado agotada y completamente seca, mi cerebro parece colapsado. Semillas de pensamiento que no llegan a serlo dan vueltas, vueltas y más vueltas en mi cabeza. Intento parar, escucharlos con cuidado, seguir su línea de razonamiento, pero no puedo. Se me escapan y no hay nada que hacer.
En días así, solo algo absurdo y divertido como paraguas amarillos en un árbol me hace sentir mejor.

3 comentarios:

la llum de l'onze est dijo...

Buah qué pasada que vivas en Oxford...
Ese árbol es lo típico que escribiría en mi libretita.
He leído unas pocas entradas de tu blog y la verdad es que me parece increíble,nada comparado con mis tres entraduchas de pacotilla jajaja
Yo también soy géminis,del 11 de Junio,y me sorprende bastante que tengas opiniones tan parecidas a las mías,aunque claro,tu vas a cumplir 30 y yo 16 y aún me falta para llegar a eso :)

Un besito desde Valencia.
[yo también tomaría el café en vez del té,no me gusta nada xD]

Ana dijo...

Es un árbol bonito con sus paraguas amarillos. Surrealista, pero bonito.
Siempre una imagen bella nos ayuda.

Nalda dijo...

Es tan bonito que de los pequeños detalles se puedan sentir tantas cosas.... La foto es genial.

Un abrazo